7.11.12

LOS REPUBLICANOS VUELVEN A PERDER EL CAMINO A LA CASA BLANCA

 
 
El candidato republicano tuvo que aceptar, muy avanzada la noche, su amplia derrota ante la incuestionable pérdida en los estados claves en los que se jugaba la nominación presidencial.
Tras la pérdida de los estados de Iowa, Ohio, Nevada, Colorado, Virginia, New Hampsire y  Wisconsin, de donde es oriundo Paul Ryan, su compañero de ticket a la Vicepresidencia, la suerte estaba echada. Sin finalizar el recuento de votos en Florida, el ya derrotado candidato Romney se dirigía a sus seguidores con un discurso conciliador y con la convicción de que su carrera política había terminado.
Pero Romney no ha sido un mal candidato. Es más, podríamos decir que la diferencia de votos directos en urna, algo más de 2 millones y medio de votos en una participación de 118 millones de votantes registrados, podría llamarse de más que aceptables.
La reelección de un presidente no había tenido tan poco margen de ventaja desde la reelección de Roosevelt en 1944 ya que Obama ha perdido más de 10 millones de votos desde las pasadas elecciones.
Romney ahora tiene bastante tiempo para analizar el porqué de su derrota y una de ella, y quizás la más importante haya sido la decisión de renunciar a muchos sectores de votantes como han sido en este caso las minorías étnicas, fundamentalmente los hispanos.
La elección del conservador Paul Ryan para atraerse el favor de los miembros del Tea Party, muy bien organizados y de gran influencia entre las bases republicanas, como compañero de papeleta electoral frente a la posibilidad de situar a un hispano con gran proyección como era el senador Marco Rubio será la gran duda que le quedará tanto a Romney como a los republicanos.
Pero ahora lo que queda en las filas republicanas es preparar ya la próxima candidatura para 2016 en la que tendrá que estar representados esos sectores que hoy le han dado una nueva oportunidad a Obama.
¿Será posible una papeleta en la que veamos a Condoleezza Rice acompañada del hispano Marco Rubio? Eso, es mucho especular...