1.6.12

Un compromiso cumplido con los Autónomos y las PYMES


En estos últimos días en que sólo recibimos malas noticias en el ámbito económico y se acrecientan las dudas sobre la acción del Gobierno de Mariano Rajoy, uno de los colectivos más castigados por los últimos años de despilfarro de las administraciones públicas, las pequeñas y medianas empresas y los autónomos, están comprobando cómo en sus cuentas corientes se están ingresando las cantidades económicas que les debían los ayuntamientos y diputaciones por obras y servicios realizados hace ya demasiado tiempo. ¡¡¡Se están pagando las facturas del siglo pasado!!!
Precisamente una de las medidas más audaces que en estos últimos cinco meses ha puesto en marcha el Gobierno Central es precisamente la que parecía más evidente: que la administración pague puntualmente sus facturas. Son cerca de 10.000 millones de euros los que se van a pagar en tódos los ámbitos de la administración y va a ser un revulsivo para la reactivación de nuestra maltrecha economía. Y naturalmente, va a ser la mejor forma de garantizar la prestación de los servicios públicos más básicos y que estaban seriamente comprometidos por una actitud defendida desde la izquierda de endeudaminento público frente a la posición responsable de optimización de los recursos públicos y la planificación racional del gasto.