10.6.12

Música para la tortura

¿Puede una canción torturar? Determinadas melodías son capaces de provocar nuestro rechazo diario. Sin embargo, en Guantánamo se han usado algunos temas como modo técnica de tortura a los presos.
Christina Aguilera, Jimmy Hendrix o los temas de 'Barrio Sésamo' son utilizados en el penal estadounidense para minar la moral de los reclusos y hacerles confesar.
Los presos son obligados a ponerse unos auriculares a través de los que escuchan, sin descanso, canciones de los Bee Gees, AC/DC o de la serie de dibujos 'Barney y sus amigos', entre otros, según publica el diario ABC.
Esta información la ha hecho pública la cadena Al Yazira en un documental donde explica algunos de los recursos de los que se valen los carceleros de Guantánamo con el fin de torturar a sus presos.

La lista de las canciones que más utilizan para llevar a cabo sus fines es la siguiente: