29.5.12

Rajoy y el mito de Sísifo


Cuando a Mariano Rajoy le dijeron al inicio de la legislatura que la herencia socialista iba a ser insoportable no daría crédito a tan mal augurio. Con esfuerzo, las ideas claras y cierto arrojo a la hora de tomar las decisiones, así como con algún aliado externo, podría más tarde o temprano enderezar una situación económica insostenible. Pero a Rajoy le pasa como a Sísifo, cuándo parece que ha llegado a la cima de la montaña con su pesada carga, viene Bankia y ¡vuelta a empezar!
El ciudadano contempla impávido cómo no hay un día en el que nos despertemos con la sensación de que la situación económica española mejora, sino todo lo contrario. Y empieza a tener la percepción de que estamos avocados a convertirnos en una economía intervenida que es lo mismo que pertenecer a ese grupo de países cuyo futuro no se encuentra en nuestras manos, sino en la toma de unas decisiones mucho más duras de las que hayamos podido soñar nunca por parte de personas u organismos que ni conocemos y mucho menos controlamos.
¡Y confiemos en que finalmente la solución no se la debamos a Camus!