26.5.12

Grandes Momentos de los Oscar (VI)



No siempre el mundo del cine ha sido generoso con sus mayores estrellas. Ese es el caso de Sir Charles Spencer Chaplin que pese a ser el indiscutible icono del cine de todos los tiempos, no logró una estatuilla por ninguna de sus maravillosas películas y por ninguna de las numerosas categorías por las que podía ser premiado, director, actor, compositor, guionista, etc.
Tendría que ser en 1972, cuando regresara a Estados Unidos de su exilio, cuando la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas le rindió un homenaje y le otorgó el Óscar Honorífico durante una gala celebrada en el Dorothy Chandler Pavillion de Los Ángeles el 16 de abril de aquel año, día en que cumplía 83 años. Durante dos minutos fue aplaudido cuando recibió el galardón, comentó: «Las palabras parecen tan insignificantes, tan inútiles. Sólo puedo decir que... gracias por el honor de ser invitado aquí, y... ¡oh!, son gente maravillosa y dulce, gracias».