18.5.12

Grandes Momentos de los Oscar (II)


Si hay algo cierto en el mundo del séptimo arte, es que uno de los premios de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas más merecidos fue el entregado a Marlon Brando por su interpretación como Vito Corleone en la primera película de la saga de El Padrino. Fue un Oscar merecido e indiscutible, pero también fue uno de los más sonados ya que durante su entrega en la 45º ceremonia celebrada en el Dorothy Chandler Pavilion de Los Ángeles el día 27 de marzo de 1973 ni siquiera acudió a la ceremonia. En su lugar se personó en el escenario Sacheen Littlefeather, una mujer india que más tarde sería conocida en la gran pantalla como la actriz californiana María Cruz. ¡Momentazo!