24.1.11

Vente pa´ Alemania, Pepe!

Como hace ya cuarenta años, en la España de Zapatero se va a hacer nuevamente famosa esa frase del tardofranquismo "¡Vente a Alemania, Pepe! tras la oferta de trabajo de la premier alemana Ángela Merkel a los parados cualificados españoles.
Merkel, recordemos: "la fracasada Merkel" según Zapatero, ha anunciado que en el mes de febrero va a realizar una opa ¿hostil? a las listas del INEM en España ante la necesidad de trabajadores que tienen en Alemania y la situación traumática del desempleo en nuestro país.
Tras la intervención en nuestra economía, Alemania viene ahora a resolver lo que nuestro gobierno ha demostrado se incapaz de solucionar: un paro del 20%, creciendo y sin frenos.
Parece que el gobierno socialista que preside Zapatero y gobierna Rubalcaba, no se ha tomado muy bien esta oferta, pero no va a tener más remedio que favorecer ya que el maquillaje de las cifras oficiales del Ministerio de Trabajo ya no resiste una vuelta de tuerca más.
Lo que los socialistas llaman políticas sociales y no son nada más que subvenciones al desempleo, se encuentran en unos índices que resultan insoportables de soportar por una economía en estado de shock.
La huída de nuestros mejores cerebros y de los parados más cualificados al extranjero no va a suponer más que empeorar una situación ya de por sí muy grave, pero quién se resiste a irse de una patria en la que no se valora a sus mejores activos y se dedican más en pensar en los asuntos que nos separan que aquellos muchos que nos unen.
Tantos programas de "Españoles-Andaluces por el Mundo" no podía tener otro fin que fomentar desde un poder incapaz, la emigración de una generación que no está dispuesta a hacer la revolución, sino que prefiere poner tierra de por medio para no convertirse en otra "generación perdida" para el empleo.
¡¿Quién les iba a decir a los protagonistas de la "foto de la tortilla" que culpaban al franquismo de favorecer la emigración para evitar el levantamiento de una juventud empobrecida contra la dictadura, que ellos mismos se verían obligados a organizar desde el poder la emigración de una generación de jóvenes españoles que huyen de la pobreza y sabe Dios, si no en algunos casos del hambre!?