12.1.11

Aldayturriaga “Barroso lleva tres años de vacaciones pagadas”

El grupo municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Puerto Real, por medio de su portavoz municipal José Antonio Aldayturriaga, ha querido salir al paso a la respuesta ofrecida por José Antonio Barroso ante la denuncia efectuada por los populares por el reiterado abandono de funciones que viene realizando el primer edil puertorrealeño.
Para Aldayturriaga, la caótica situación económica del Ayuntamiento de Puerto Real se debe únicamente a la pésima gestión realizada en estos últimos 30 año por los gobiernos municipales presididos por José Antonio Barroso que ya desde el año 1992 se vio obligado a aprobar el primer Plan de Saneamiento Económico ante la ruina a la que ya había llevado a las arcas municipales.
El portavoz popular le recuerda a José Antonio Barroso que le corresponde a él, como alcalde, fijar la fecha y hora de los Plenos y demás órganos colegiados con lo que la Ley dota al Ayuntamiento y resulta imposible creer que tenga una agenda tan completa como para no hacer coincidir un pleno municipal con otro tipo de reuniones. “Si no sabe organizar su agenda, cómo podemos esperar que organice el desastre en el que tiene inmerso al ayuntamiento” afirmó Aldayturriaga.
De igual forma, el portavoz municipal popular quiere explicarle a Barroso que “no se le pueden pedir el mismo grado de dedicación a otros miembros de la corporación que al alcalde, ya que éste percibe un salario público de 65.000 euros anuales por la dedicación plena a sus responsabilidades municipales, mientras que los concejales de la oposición no perciben retribución económica alguna, como se puede comprobar con el certificado que se adjunta, y si asisten puntualmente a las mismas”
Lo que le debería provocar un profundo análisis a Barroso es porqué ningún otro miembro del equipo de gobierno, entre los socialistas y los comunistas, han aceptado asumir las responsabilidades de la Delegación de Hacienda y ha tenido que asumir personalmente esta competencia el propio alcalde tras la dimisión de los dos anteriores delegados, incapaces de afrontar la ruina económica en la que se encuentra sumida el municipio.
Finalmente, “lo que resulta penoso es que Barroso acuse a cualquier persona de ocioso cuándo él mismo lleva los últimos tres años de vacaciones pagadas, incluidos los reiterados viajes a Cuba y Venezuela, y cómo en reiteradas ocasiones se puede comprobar cómo se le tiene que localizar en horas de oficina, en algún conocido restaurante de nuestra localidad, donde se desplaza con el coche oficial que se paga con dinero público” afirma Aldayturriaga.