10.10.09

Barroso dilapida otros 100 millones de pesetas en un set de televisión para la Escuela de Cine

El grupo municipal del Partido Popular en el ayuntamiento de Puerto Real, por medio de su portavoz José Antonio Aldayturriaga, ha expresado su rechazo a que el Ayuntamiento de Puerto Real haya gastado en los últimos dos años más de 600.000 euros (100 millones de pesetas) en la adaptación del Centro Cultural del Paseo Marítimo para dotarlo de un set de cine y televisión, para la Escuela de Cine.
Ya el pasado mes de enero de 2008, Antonio Noria como vicepresidente del IMPRO y responsable en aquellos días de la Escuela de Cine, anunciaba las obras de terminación de la adaptación del edificio del Centro Cultural como set de cine y televisión con unas dimensiones de más de 500 metros cuadrados. Dicha inversión era sufragada por el Ayuntamiento, la Diputación de Cádiz y fondos europeos (FEDER) por valor de más de 500.000 euros.
Con posterioridad, el equipo de gobierno presentó entre los proyectos del Plan E financiados por el Gobierno Central, uno para la “Construcción de una Estructura Portante para Techo Acústico” en el denominado “Centro de Producción Audiovisual” del Paseo Marítimo.
El coste de dicho proyecto ha ido de más de 100.000 euros, lo que suma los más de 600.000 euros (100.000.000 pesetas).
Durante la reunión del pasado jueves del Consejo de Dirección del IMPRO, y a preguntas del representante del Partido Popular, se confirmaron nuestra sospecha de que no existe un proyecto concreto, y mucho menos una demanda seria para dar un uso a corto plazo que amortice, ni social ni económicamente, la fuerte inversión hecha con dinero público.
Igualmente en dicha reunión se confirmó la sensación generalizada entre los puertorrealeños de que la Escuela de Cine ha sido otro de los numerosos fiascos a los que nos tiene acostumbrado José Antonio Barroso, y esta nueva inversión de 600.000 euros son un intento de tapar los miles de euros que nos ha costado el alucinante proyecto de la Escuela de Cine.
Cuando son muchas las deficiencias y los recortes presupuetarios de los servicios municipales que obligatoriamente deben darse por el ayuntamiento, porque lo marca la Ley de Régimen Local, como son la limpieza, la seguridad ciudadana, los mercados de abastos, los servicios sociales, la atención a barriadas, etc…, resulta indignante que José Antonio Barroso se siga gastando miles de euros en proyectos como la Escuela de Cine que únicamente pretende satisfacer la megalomanía de nuestro alcalde, y no cubrir una verdadera demanda ciudadana.