31.12.08

EL FIN DE AÑO DE ETA


La banda terrorista ETA ha querido hacernos llegar su particular deseo para el próximo año: que no nos olvidemos de ellos. Y no lo debemos hacer. Con el atentado de esta mañana en Bilbao, los terroristas quieren traer a un primer plano informativo su persistente presencia en la vida política de los españoles, lugar que en los últimos meses había acaparado, casi de forma hegemónica, la crisis económica. El lugar escogido para el atentado como casi siempre no es aleatorio, sino que se ha querido dirigir al corazón de los medios de comunicación vascos (ETB, Deia, Antena 3, Expansión, El Mundo y Onda Cero) cuyas sedes han sufrido las consecuencias materiales del coche bomba. El objetivo es claro: intentar condicionar a los medios de cara a las próximas elecciones. Al ser 2009 año electoral en el País Vasco y ante la posibilidad de un cambio radical en el panorama político vasco poco favorecedor para los intereses terroristas, han querido mandar un aviso a navegantes ante la cada vez mayor unanimidad en la sociedad vasca de que la única salida al terror en Euskadi es la desaparición de ETA y la de sus acólitos, hoy mejor que mañana, sin negociar nada más que su puesta inmediata ante la Justicia y el cumplimiento íntegro de sus penas. Este intento de acallar a los medios de comunicación es la forma que tienen los terroristas de ir calentando una campaña electoral en la que todos nos jugamos mucho. Y ellos lo saben, quizás por eso es por lo que se encuentran tan nerviosos ante la posibilidad de perder definitivamente la partida.

1 comentario:

sevillapopular dijo...

Querido amigo Alday, antes de nada Felices Fiestas y propsero año 2009.
Como muy bien dices ETA trata de sacar pezcuezo y ganar protagonismo ante la población e instituciones. Su muerte seria el olvido y por ello muchas veces el eco que damos a sus acciones (millones ahorrados en campañas de publicidad) es aire con que animamos a un moribundo.
De todas maneras no veo tan próximo su final ¿porque? por su base social, por que hay una clase política-no solo la nacionalista- que basa su influencia y preeminencia en la existencia y pervivencia en que ETA exista y amedrante y que lamentablemente veos a las vascongadas como la colina de Watership donde la mayoria da por supuesto el "descaste" disfrutando de su "bienestar" y superioridad moral basado en no se que Rh suponiendo que a ellos no les tocara por que bien estan en el lado de los verdugos o más simplemente "no se meten en pólítica". Triste pero es así. Desde aqui apoyo el movimiento que propugna el voto para los m´s de 200.000 vascos que han tenido que exiliarse por el clima de terror que se les impone desde ETA y su entorno